Fotograma de la película Xanadu

Por LEIRE MAYENDÍA

XANADÚ O EL LOCUS AMOENUS

Hace años, mientras buscaba el título para una instalación sobre destinos y lugares idealizados,  pasaron por mis manos textos de lo más variado sobre paraísos lejanos –siempre son lejanos– y sobre periplos de aquellos que buscan un modelo de realidad y espacio ‘perfectos’. La historia, la mitología, la literatura o el cine aportan relatos de este estilo en abundancia, en su mayoría señalando destinos fruto de la imaginación del autor. Los personajes, por su parte, superan todo tipo de adversidades o pruebas hasta llegar allí.

Algunos de esos lugares (para elegir el propio) serían Edén, Arcadia, Shangri-La, Oz, Neverland, Jauja, Atlántida… El caso es que al llegar a ‘Xanadú’ supe que había encontrado el título que identificaba mejor mi trabajo (y entiéndase que el centro comercial en Madrid con dicho nombre no existía aún): positividad, azucaramiento y un punto kitch. La película, protagonizada por la dulcísima Olivia Newton John nunca tuvo ni reconocimiento, ni público que la apoyara, pero sin duda era un rayito de esa fluorescencia de los ochenta.

La instalación de mi pieza se expuso en «La Ventana de la Fábrica» (calle Alameda, 9) y fue comisariada por Eugenio Ampudia. En la inauguración escuchamos esta canción en bucle, que acabó cansándome hasta a mí, pero que sigo recordando con el cariño a Olivia y al almíbar. 

Gracias por leer mis distracciones.

Distractions • The Blog

Otras entradas