El Saludo

Sobre el proyecto: El Saludo enmarca dos convenciones distintas tomadas de forma casi icónica. La alfombra roja, ligada a una serie de situaciones excepcionales (bodas, eventos, recepciones, navidades…) y los pasos de cebra, como trama de un hábito generalizado y diario, se articulan para formar un cruce de caminos donde ambas situaciones se encuentran.

‘Estar en un cruce de caminos’ figura como el punto crítico ante algo, subraya la contradicción.
La instalación une literalmente estos dos pavimentos en una relación, también contraria, hacia las ocasiones que definen. El conjunto acentúa el carácter de la alfombra roja recuperando una moqueta de la alcaldía de Marsella y con un uso real en este sentido. Ficha técnica: moqueta, pintura, escalera. Dimensión variable.